Red Argentina

Buenos Aires Córdoba Corrientes & Resistencia La Plata Mar del Plata Mendoza Rosario Santa Fe Tucumán

En IxDA, profesionales, investigadores, docentes y estudiantes nos encontramos para avanzar la disciplina de Diseño de Interacción (IxD).

Las damas, los niños y el contenido primero

El pasado 16 de Agosto llevamos a cabo el workshop “Las damas, los niños y el contenido primero” a cargo de Emiliano Cosenza en las oficinas de Mulesoft.

En tiempos de agilidad, deadlines,  ideas y features, caemos muchas veces en saltar al boceto de pantallas, olvidando que las mismas cuentan una historia.

Entonces, Emi nos propuso cuestionarnos el diseño de un producto digital desde otra perspectiva.

¿Por dónde empezamos?

“Empecemos a diseñar la experiencia por el principio, sigamos por el nudo y el desenlace. Es decir, propongámonos diseñar la historia completa que conectará todas las acciones del usuario y no sólo una parte.” – Emiliano Cosenza

 

Durante el workshop aplicamos 3 técnicas:

Técnica 1 — El contenido primero

Definimos primero qué historia ibamos a contar, antes de diseñar las pantallas o como los usuarios interactúan con el producto.

 

Técnica 2 — El briefing de contenidos

Se trata de escribir los contenidos de todas las piezas del producto.

  • Objetivos del Negocio o del Producto
  • Target del producto
  • Emociones de los usuarios
  • Pain Points
  • Moods

Sabiendo los objetivos del negocio, target y feelings de los usuarios, tenemos el contexto necesario para trabajar cómo será la experiencia y el contenido de cada elemento del producto.

 

Técnica 3 — Prototipo de la historia

Llegado el mejor momento del workshop, nos dedicamos a escribir el Content prototype.

Este es una versión temprana de la conversación que el usuario tiene con el producto.

La receta nos propone Emiliano, está basada en  Stephanie Hay — head of Content, Culture and AI Design en Capital One — y su experiencia personal a la hora de escribir briefs:

  1. Tené en claro el objetivo del usuario y el punto de partida (trigger).
  2. Soltate a escribir la conversación del producto con el usuario, como si fuera en la vida real. ¿Cómo? Imaginá un guión de teatro; esa es la mejor manera para que se entienda cómo avanzará en la historia.
  3. Atate las manos y no te auto-edites. Dejá que fluya y concentrate en completar el viaje.
  4. Hacelo en equipo. Cuando no está claro qué vamos a diseñar, es muy útil ir definiendo la historia en conjunto, como si fuera una sesión de brainstorming.

 

¿Te quedaste con ganas de leer más?

Lee el articulo de Emiliano Cosenza en Medium